El éxito de un sitio web no reside solo en el diseño o el contenido. Tiene que tener un diseño que contribuya a la experiencia del usuario, su funcionalidad y complemente el contenido.

También tiene que comunicar claramente lo que haces, por qué lo haces y para quién lo haces. No se trata solo de mostrar lo bueno que eres en tu rubro, también es necesario dirigirte a tu público para atender las dudas e inquietudes que pueda tener.

 

Siguiendo estos tips lograrás diseñar un sitio web orientado a tu cliente con un alcance global para tu producto y/o servicio.